¿Se puede juzgar?

Con frecuencia escuchamos mucho a las personas decir “juzgar es pecado” o “solo Dios puede juzgarme”, pero ¿será cierto? La mayoría usan lo que Jesús dijo en el sermón del monte para enseñar que no podemos juzgar, pero les invitamos a leer cuidadosamente las Escrituras y entender el sentido de lo dicho por el Salvador.

1. Juzgar según Santiago

 

¿Por qué dijo Santiago: no juzguéis? Si solo leyéramos estos dos versículos: Santiago 4:11-12, llegaríamos a la conclusión de que no podemos juzgar, pero veamos todo el contexto para entender a qué se refiere Santiago o, mejor, a quiénes les dice que no juzguen.                                                                                                  

Descargar (clic derecho y guardar como)

2. Juzgar según Jesús

 

En Mateo 7:1, leemos: "No juzguéis, para que no seáis juzgados"; son palabras de Jesús, pero ¿a quién se las dijo? ¿Será que si yo no juzgo a nadie, Dios jamás me juzgará a mí? La palabra enseña que todos seremos juzgados en el tribunal de Jesús; juzguemos o no.  Aprendamos por la Palabra lo que Jesús enseñó con esto. 

Descargar (clic derecho y guardar como)

3. No se puede juzgar por opiniones personales

Pablo, en Romanos 14, dice que no juzguemos, pero hagamos el ejercicio de no solo leer la Palabra, sino profundicemos en ella para entender este tema. Pablo no enseña que no se pueda juzgar, sino que no podemos hacerlo basados en opiniones personales, pues sería injusto. El juicio debe ser basado en la Verdad.                                                         

Descargar (clic derecho y guardar como)

4. No se puede juzgar basados en la conciencia

Pedro tenía por costumbre juzgar las cosas basado en lo que su conciencia le decía. Él juzgaba, por ejemplo, que no podía comer ciertos alimentos, pero Dios le enseña a Pedro que no debe juzgar según la conciencia, sino que debe juzgar basado en la Palabra que Dios dice y enseña.  (Hec. 10) 

Descargar (clic derecho y guardar como)

5. Se debe juzgar según la verdad de Dios

El Señor nos manda que "juzguemos con justo juicio" (Jn. 7:24); el cual es únicamente correcto si lo hacemos basados en la Palabra de Dios. Es la Palabra la que tiene la razón y verdad para juzgar y, quien juzga, no puede tener el pecado del juzgado; es decir, no debe ser un hipócrita. 

Descargar (clic derecho y guardar como)

6. Jesús no juzga según el criterio humano

Encontramos lo siguiente en Juan 8:15: "Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie”. ¿Jesús no juzga? Podríamos decirle a otro, si Jesús no juzga a nadie: ¿qué derecho tiene usted para juzgarme? Te invitamos a seguir leyendo el texto con nosotros y descubrir qué enseño Jesús con esto. 

Descargar (clic derecho y guardar como)