El camino de la verdad

Hoy en día las religiones se han alejado de la verdad; muchos se han apartado escuchando a hombres que distorsionan la Palabra de Dios. Les invitamos a estar atentos a este estudio y a aprender a andar en el camino de la verdad.

1. Jesús es la verdad

Hoy en día hay cientos de miles siguen el engaño y el error y muy pocas personas en el mundo que buscan la Verdad y la siguen. Esos pocos conocen al verdadero Jesús, al de las Escrituras. Jesús mismo dijo que muchos serían engañados, pero Cristo vino a darnos la verdad, la cual oyó del Dios el Padre, para que no sigamos en el error.                                             

 

Descargar (clic derecho y guardar como)

2. El Espíritu de verdad

Después de que Jesús: el camino, LA VERDAD y la vida, subió a los cielos, dijo: “No los dejaré huérfanos” (Jn. 14:18); es decir que no nos dejaría sin la verdad, por eso nos dejó al Espíritu: el Espíritu de verdad, quien nos guía a toda verdad, da testimonio de la verdad de Dios y no hablará por su propia cuenta. Por eso el testimonio de Jesús y del Espíritu es verdadero, pues están sujetos a lo que oyen del Padre.                                                                                                

Descargar (clic derecho y guardar como)

3. La Palabra de verdad

Dios siempre ha querido hablar al pueblo la verdad, pero el pueblo siempre recibe a los falsos ministros que dicen que vienen en nombre de Dios. Pablo les hace saber en Corintios que hay engañadores que traen otro evangelio, otro Jesús, otro espíritu; de eso hace 2000 años, y nosotros hoy debemos volver a la centralidad de las Escrituras, guiados por el Espíritu de verdad, comiendo de la boca de Dios. Como dice Apocalipsis: “el que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apo. 2:11)

Descargar (clic derecho y guardar como)

4. La verdad se transfiere

Vemos por las Escrituras que cuando Jesús les enseñaba a los discípulos, lo que hacía era transferirles la verdad, la verdad de Dios; ellos la reciben y esa verdad se hace parte de sus vidas, por eso la escritura les llama veraces. También vemos esto en Pablo cuando dice: “por la verdad de Cristo que está en mí” (2 Cor. 11:10). Cuando leemos esto, vemos que Jesús transfirió en él la verdad, como en un vaso receptor.                                                                                           

 

Descargar (clic derecho y guardar como)

5. La verdad se practica

La verdad es algo que se practica, no se puede quedar solo en Palabras porque la Verdad está viva; no es letra, no es solo conocimiento. ¡Dios es la verdad!, se la da al Hijo y el Espíritu nos revela esa Verdad. Cuando recibo la verdad, la vivo. Como dice Juan, el apóstol: “el que practica la verdad”. (Jn. 3:21) Sin embargo, infortunadamente vemos que la mayoría de los que dicen creer y ser cristianos, no practican la verdad, y su fuente, entonces, no viene de Dios.                                                                                         

Descargar (clic derecho y guardar como)

6. La verdad se testifica

Jesús, en su primera venida, no vino para reinar ni a gobernar, sino que dijo ante Pilato que Él vino al mundo para dar testimonio a la verdad, es decir que Jesús testificó de la verdad; y luego dice que todo aquel que es de la verdad, oye su voz. Es decir que Jesús nos enseña que no solamente Él es un testigo de la verdad, sino que Dios tiene también testigos de su verdad, los que son hijos de Dios y oyen su voz. Pilato, como no era de la verdad, no identificó que la verdad la tenía en frente de sí y le pregunto a Jesús: “¿Qué es la verdad?” (Jn. 18:38)

Descargar (clic derecho y guardar como)

7. La verdad hace maravillas

 

La verdad de Dios hace maravillas, como hacer a los hombres libres y romper sus cadenas. Jesús dijo: “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. (Jn. 8:32) La verdad es mucho más que confesión de hechos ilícitos, más que dar cuentas de sucesos. La verdad tiene nombre propio: Jesús, quien es la Verdad encarnada y por eso tiene el poder de romper ataduras, de libertar, de salvar. Si sé esto y creo que Jesús lo puede hacer, veré estas maravillas en mi vida.                                                                             

 

Descargar (clic derecho y guardar como)

8. La verdad se muestra y se manifiesta

La verdad son hechos y verdad demostrable. Jesús demostró la verdad de Dios con hechos. Por ejemplo, enseña la verdad del día de reposo, no como lo aplicaban los judíos, que no entendieron esa verdad; sino mostrándoles que en el día de reposo se hace el bien al hombre, y por eso vemos que muchos de sus milagros los hizo en día de reposo, para demostrar la verdad de Dios sobre este día. Sin embargo, los hombres condenaban a Jesús y le llamaban pecador, pero Jesús nos muestra cómo obedecer la verdad y cómo nosotros también la debemos manifestar.                                                                                                                              

Descargar (clic derecho y guardar como)

9. Alimentos impuros son el error y la mentira

En el Antiguo Testamento vemos la demanda de Dios de no comer algunos animales que eran catalogados como impuros; ahora, en el Nuevo Testamento, vemos que Dios dice que ya son limpios, incluso antes del sacrificio de Jesús; él mismo dice que no hay nada que entre por la boca del hombre que lo contamine, con esto hacía limpios todos los animales. El mandamiento de no comer lo impuro se mantiene de la siguiente manera: Jesús comparó el alimento con la Palabra: “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”. (Mat. 4:4) De ahí que: si nos alimentamos con la palabra de Dios adulterada, nos contaminamos.

Descargar (clic derecho y guardar como)

10. La verdad se confirma

“Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente”. (2 Pedro 2:12) Pedro está diciéndoles que están confirmados en la Verdad, porque la verdad debe confirmarse y está hecha para ello. Porque muchos dicen estar en la verdad, pero ¿quién es el que confirma si estoy en la verdad? el Espíritu de verdad. Y esto se confirma con mi conducta, con mi testimonio.                                                                       

Descargar (clic derecho y guardar como)

11. La verdad se sigue en amor

Si practicamos la verdad, si seguimos la verdad, dice Efesios 4:15-16, que creceremos en todo en Cristo, porque es el amor el que edifica. El simple conocimiento envanece, pero es el amor el que edifica. Por eso Pablo aconseja que debemos huir de los que predican el engaño, porque el engaño no edifica el cuerpo, la iglesia; sino que la destruye.                                           

 

Descargar (clic derecho y guardar como)

12. Los Diótrefes

El apóstol Juan, en su tercera carta, escribe a Gayo, en el versículo 9: “Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe.” Para que Diótrefes no reciba al apóstol san Juan, quien tiene autoridad, ¿quién podría ser? era alguien con autoridad; posiblemente un pastor, apóstol o profeta. Y Juan se refiere a él como un parlotero, pues solo parlotea con palabras malignas contra los siervos de Dios. ¿Será que esta historia pasó solo hace 2000 años?

Descargar (clic derecho y guardar como)

13. Los que quitan la verdad

Es muy fácil que nos muevan de la verdad de Dios si no la conocemos. A los gálatas, Pablo los exhorta y les pregunta: “¿quién os fascinó?” (Gál. 3:3); ¿a quién oyeron?, ¿a quién le creyeron para dejarse arrastrar tras el engaño, tras los que quitan la verdad? Dios nos advirtió que vendrían muchos en su nombre y que a muchos engañarían; hombres que hablarían su propio mensaje para robar la verdad a los que la han oído. ¡No nos dejemos robar la verdad que Jesús nos enseña y transmite!

Descargar (clic derecho y guardar como)